facebook-ellitoral twitter-ellitoral

Urribarri, cada día un problema más (para los entrerrianos)

HACIA LAS PASO 2013: El gobierno K de Entre Ríos tiene un slogan que es el hazmerreír de toda la provincia y que dice: “Todos los días una obra más”. Sin embargo la complicada situación de las arcas provinciales muestra otra realidad. Que Urribarri y su gobierno lo único que tienen todos los días es un problema más para complicarle la vida a los entrerrianos.

 

“Quizás el hecho de festejar en aquel 2008 su primer 17 de octubre como gobernador le haya jugado una mala pasada; o quizás su “lealtad” a la mentira es mucho más grande de lo que uno pueda imaginar. Lo cierto es que ahora su mentira ha quedado al descubierto y veremos como hace para explicarles a todos los jubilados entrerrianos, que hace apenas unos días le dieron una paliza a sus candidatos a vocales de la Caja de Jubilaciones.”

PARANA (Especial para Urgente24). Desde que uno cruza el túnel subfluvial e ingresa a la ciudad de Paraná, comenzará a chocarse con inmensos carteles con publicidad del gobierno entrerriano, advirtiendo que en ese lugar se construye una obra financiada por el estado provincial. “Todos los días una obra más”, anuncian los carteles. Están diseminados por toda la ciudad y también por toda la provincia. Pero lo que más sorprende es que en muchísimos de los lugares donde están los carteles, no hay ninguna obra en construcción; solo el cartel, como mudo testigo de la consumación del relato.

Para colmo las pocas obras que se terminan, a los pocos meses comienzan a dar muestras de la calidad de su construcción.

Desde AGMER-Paraná, el sector más combativo del gremio docente entrerriano han denunciado reiteradamente acerca de las deficiencias que se detectan en escuelas recientemente “inauguradas” (en términos de Urribarri, una refacción es una inauguración), como el caso de la escuela agro técnica de de Federal, Sarmiento de Paraná, N° 21 de Puerto Yerúa y la Secundaría N° 11 de Villa Zorraquín, por nombrar las más emblemáticas de todas aquellas que a días de haber terminado las obras, ya tienen graves problemas edilicios, que hasta han obligado a la suspensión de las clases.

Mientras hay baños que su construcción costó más de un millón de pesos, desde AGMER señalan que hay muchos de los mismos que usan baldes como inodoros. Desde el gremio sospechan también que en todas esas obras, que generalmente caen siempre en las mismas manos, hay un abundante sobreprecio.

Por otro lado desde la CTA de Paraná denuncian que el déficit actual de las cuentas públicas, que estiman cercano a los $ 500 millones, obedece entre otras cuestiones a los abusivos y exorbitantes gastos en viáticos y pasajes por viajes a Europa y países vecinos; descomunales subsidios a empresarios amigos, clubes, organización de eventos festivos de todo tipo; gastos por traslados de militantes a actos dentro y afuera de la provincia en apoyo al gobierno y a la presidente; aumentos de sueldos para funcionarios, legisladores y jueces.

Viáticos en dólares

Un ejemplo de cómo el gobierno entrerriano se maneja en materia de gastos es que para viajes a países del Mercosur se consienten partidas en dólares para movilidad y viáticos tanto para los funcionarios provinciales como municipales.

En la lista de quienes más veces han recibido ese tipo de adelantos son, entre otros, el gobernador Sergio Urribarri y el ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Báez.

En el Boletín Oficial se localizan los primeros decretos que emitió el gobierno en el 2012 relacionados con los viajes que realizaron las distintas comitivas, en las que se establecen como anticipos para traslados US$ 1.515 y US$ 3.500 para viáticos diarios para cada uno de los “viajeros”.

Un rojo muy rojo

El estado de las arcas de la provincia han llegado a un extremo muy comprometido de cara al futuro ya que por ejemplo la deuda flotante de la provincia se ubica actualmente en 6.300 millones de pesos, lo que demuestra que el desmedido aumento de los impuestos provinciales, solo sirve para traerle más problemas a los contribuyentes.

Desde el gobierno se pretende disfrazar la situación anunciando un crecimiento en la recaudación, cuando en realidad la misma solo aumenta producto de la inflación existente y por los permanentes aumentos en las alícuotas que hacen desde la Administración Tributaria de Entre Ríos.

La mentira más cruel

El 30 de agosto de 2012, ante distintos reclamos de jubilados de la provincia, el gobernador Sergio Urribarri reconoció que la Nación le adeuda a la Caja de Jubilaciones de Entre Ríos, la suma de 1.150 millones de pesos.

En esas declaraciones que fueron ampliamente difundidas por la prensa local, el gobernador aclaró que ese monto no podía ser reclamado debido a que la provincia no había armonizado el sistema previsional provincial con el nacional, refiriéndose al denominado Convenio para la Armonización y el Financiamiento del Sistema Previsional.

En ese sentido, Urribarri manifestó en aquella oportunidad “Si yo cumpliera con la armonización que se debe hacer, nos hacemos acreedores de $1.150 millones. Es un montonazo. Pero también tenemos que hacer nuestros deberes”; es decir “armonizar” ambos sistemas.

Sin embargo, Urribarri olvidó algo y nuevamente prefirió mentir, antes que recurrir a su memoria. El 17 de octubre de 2008, había firmado, junto al entonces ministro de economía Amado Boudou el famoso convenio.

Quizás el hecho de festejar en aquel 2008 su primer 17 de octubre como gobernador le haya jugado una mala pasada; o quizás su “lealtad” a la mentira es mucho más grande de lo que uno pueda imaginar. Lo cierto es que ahora su mentira ha quedado al descubierto y veremos como hace para explicarles a todos los jubilados entrerrianos, que hace apenas unos días le dieron una paliza a sus candidatos a vocales de la Caja de Jubilaciones.

Al mismo tiempo hay otra denuncia respecto a las jubilaciones, y es en relación a la Ley N°4035, una norma provincial que establece un régimen especial para la vejez y la invalidez a todas aquellas personas que por diferente motivos no hayan podido aportar al régimen jubilatorio. Todos los trabajadores en relación de dependencia dentro del ámbito provincial aportan a ese fondo.

La nueva imputación al gobierno de Urribarri señala que de los aportes de los empleados privados entre enero y mayo de este año sumaron casi $80 millones, solo $14 millones se destinaron a cubrir jubilaciones y el resto se desvió a rentas generales.

Pero lo más grave es que esta situación, que recién se descubre ahora, viene sucediendo desde el año 2009 y por ello se estima que el desvío de fondos de esta ley a rentas generales para cubrir gastos supera los $600 millones. Ni la ley de creación, ni la Constitución de la provincia autorizan a llevar a cabo ese tipo de maniobras con fondos que son aportados con un fin específico.

Leído en Urgente24

Compartir en Facebook

Diario Digital de Concordia, Noticias en Concordia

desarrollo-web-cabureweb