facebook-ellitoral twitter-ellitoral

El Mercado de Pulgas de Concordia se traslada

Los 92 puestos ubicados dentro del Mercado de Pulgas serán reacondicionados en un plazo cercano a los 6 meses, tiempo que la feria se trasladará hacia los galpones de la Ex Estación Norte. La mudanza está prevista para hacerse durante el fin de semana largo de junio. Consultados por Diario Río Uruguay, un grupo de puesteros ubicados sobre calle Entre Ríos evidenciaron la falta de información sobre cuál será su paradero, ya que no poseen locales dentro del predio y no podrán seguir trabajando en la vereda.

 

mercado de pulgas de cdia

Construido en su mayoría por paneles de madera y techos de chapas de zinc, la estructura de “Las Pulgas” no posee salidas de emergencia, ni demasiadas medidas de seguridad para los cientos de concordienses que la recorren a diario.

En una serie de entrevistas realizada por Diario Río Uruguay entre los puesteros del conocido mercado ubicado en la esquina de Entre Ríos y Quintana, la mayoría de los consultados se mostraron a favor de la remodelación que demandará cerca de $2 millones. Asimismo, se conoció que este 11 de junio será la apertura de sobres en la licitación que encaró el municipio concordiense. El inicio de la obra está planeado para fines de este mes.

Por otro lado, la ubicación provisoria en los galpones ubicados en la Ex Estación Norte cosecha la aprobación por la mayoría de los puesteros, tanto de adentro como de afuera del mercado.

El presidente de la Asociación Civil Mercado Popular de pulgas, Germán Baravalle, Germán Baravalle entendió que el inicio de las obras “es algo histórico para la ciudad” y subrayó que en las tratativas que se mantuvieron con funcionarios municipales “nunca nos hablaron de reubicación, sino que siempre se habló de reconstruir el mercado en donde estamos”.

Con la remodelación del mismo “lo que se busca es mejorar el lugar porque esto es muy precario. Hay columnas de madera que tienen casi 22 años” relató el representante de los trabajadores. “También se necesita mejorar las conexiones eléctricas porque cuando llueve se moja todo. Es mucho el riesgo, no sólo para quienes trabajamos aquí, sino para el flujo de gente que circula a diario por acá”, agregó.

Baravalle graficó que los 92 puestos serán construidos con madera MDF estructural y el techo será un tinglado de chapa. Alrededor de la parte externa habrá una marquesina y no construirán accesos por los laterales, sino que tanto por calle Quintana como Entre Ríos habrá vidrieras. El actual buffet ubicado a metros de la esquina seguirá ubicado allí y se prevé que los trabajos demanden un plazo de 6 meses, estimativamente antes de las fiestas de navidad y fin de año.

Sobre la infraestructura del nuevo Mercado de Pulgas, el comerciante apuntó que, de acuerdo a datos que le brindaron, “no se puede construir con materiales sólidos o pesados porque por aquí abajo pasan unos túneles históricos de la época de (Justo José) Urquiza”. De esta manera fue que se idearon “puntos específicos” donde ubicar las columnas que sostendrán el techo. “Por eso no se pudo construir algo muy grande”, subrayó.

Valor del mercado.

En sintonía con las modificaciones del Mercado de Pulgas, se suma la extensión de una cuadra de la peatonal Entre Ríos hacia el sur, desde calle 1º de Mayo hasta Buenos Aires-Quintana. En ese marco es que se consideró necesaria y oportuna la obra.

Para Baravalle “esta esquina donde hoy estamos se valorizó gracias al mercado y a los titulares que han apostado al mismo”, y añadió que “no fue por un crecimiento económico o social de la ciudad, sino que se sobrevaloró por el trabajo que hace 22 años llevan adelante los titulares de los puestos”.

Antecedentes.

Durante la intendencia de Elbio Bordet (1987-1991) el municipio cedió el céntrico predio para que un grupo de comerciantes pudiera trabajar. A lo largo de los años el mercado fue aumentando en cantidad de puestos, llegando por estos años a una superpoblación del lugar.

Distintos gobiernos han buscado reorganizar el espacio puertas adentro, además del caótico tránsito que bordea el lugar, pero sin resultados concretos.

La promesa de mejoras ha sido una constante en las épocas de campañas electorales recuerda Baravalle, quien marca: “se ha utilizado mucho al mercado en momentos de elecciones con promesas que nunca llegaron a buen puerto”. Por eso destacó las gestiones encabezadas por el actual intendente, “quien nos abrió las puertas y en ningún momento nos preguntó de qué color político éramos. Lo único que nos dijo fue que nos organicemos y que esta obra iba a hacerse”.

Los puestos de las veredas.

Según informaron algunos vendedores que tienen sus puestos sobre las veredas de calle Entre Ríos, la asociación realizó un censo del que quedaron afuera y esgrimen no tener la certeza de poder seguir trabajando una vez remodelado el mercado.

Al respecto, Carolina, una de las comerciantes comentó que “estoy en desacuerdo con que se hagan Las Pulgas nuevas. Hace 7 años que trabajo acá por calle Quintana y nunca pasó nada malo”. Sobre la necesidad de mejorar las condiciones actuales, consideró que “el tema es que es mucho tiempo y somos más de 95 puestos adentro”.

Al mismo tiempo dijo sentirse “con incertidumbre, porque no tenemos nada seguro de qué pasará con los puestos que quedan afuera del censo. Los integrantes de la comisión no te responden mucho y eso va a hacer que gente que se quede afuera se disperse por la ciudad”, entendió la trabajadora.

Por su parte, Natalia otra puestera situada sobre calle Entre Ríos dijo que desconocía “que era lo que va a pasar. No tenemos respuestas desde el municipio, ni tampoco de la gente de adentro. Lo que sí hay son comentarios, pero nada certero” y amplió sus dichos puntualizando que fue censada una sola vez, en los 6 años que trabaja en el lugar.

En este sentido, la mujer señaló: “nadie me dice si me corresponde un puesto adentro o me quedo en la calle”. Pero advirtió que “lo que vamos a hacer es seguir trabajando en la calle, porque si no nos dejan ocupar ésta vereda, entonces vamos a ocupar otro lugar”. Además, “esta es mi fuente de ingresos con la que mantengo a mi hijo, mi casa y mis estudios”, profundizó.

Consultada sobre el alquiler de los puestos dentro del mercado, la joven dijo no tener certeza. “Creo que hoy están todos alquilados y si hay, quedan muy pocos”. A modo de comparación señaló que “si el alquiler de un local en el centro cuesta unos $4.000, acá es casi lo mismo, pero en su mayoría son dueños que están hace más de 20 años

 

 

Leído en Diario Río Uruguay con foto de Google

Compartir en Facebook

Diario Digital de Concordia, Noticias en Concordia

desarrollo-web-cabureweb